Talento Joven CV – Bankia – Levante-EMV » Cultura

Laura Pastor Rocamora

Categoría: Cultura

Mi nombre es Laura Pastor Rocamora y soy músico. Mis padres me introdujeron en todo este mundo musical a los dos años mediante un método que desarrolla el lenguaje musical al mismo tiempo que se desarrolla la lengua materna, por lo que la música siempre ha tenido gran importancia en mi vida hasta día de hoy.
A los doce años fui admitida en segundo año en el Conservatorio Profesional de Música de Valencia, donde me gradué obteniendo el Premio Profesional de Violín, el Premio Autonómico de Cuerda y el Premio-Beca de la Real Sociedad Económica de Amigos del País Valencià al mejor expediente de la promoción. Estos logros me motivaron a seguir formándome como violinista, y a ellos se sumaba que me iba dando cuenta que hacer música era lo que más alegrías me causaba, aunque también sea lo que más situaciones difíciles me ha planteado en la vida.
En 2014 fui admitida en el Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo de Valencia y en el grado universitario de Historia del Arte, aunque de este último solo cursé un año porque quise dedicarme plenamente al violín. Un año después, mientras cursaba mis estudios superiores, Gjorgi Dimcevski me dio la oportunidad de poder formarme bajo su tutela. En 2016 Gjorgi me ofreció participar en un curso de formación intensiva con el que fue su profesor, Blagoja Dimcevski, con el que he seguido formándome hasta este año en Toulouse. Finalmente en 2018 me gradúo en el Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo de Valencia ocupando la posición de concertino de la Orquesta Sinfónica del Conservatorio, obteniendo el Premio Extraordinario de Final de Título Superior y siendo candidata al Premio al mejor expediente académico artístico del Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas de la Comunidad Valenciana. Al finalizar los estudios superiores siempre hay que presentar un trabajo de investigación, y me parece interesante comentar que en mi trabajo quise combinar mis dos pasiones, la música y la historia del arte, haciendo una interrelación artística de poesía, música y pintura. Quise profundizar en la obra de Johannes Brahms, ya que terminé el Conservatorio interpretando su concierto para violín, y descubrí que una de sus obras sinfónico-corales, “La Canción del destino”, estaba basada en el poema homónimo de Friedrich Hölderlin y de la cual el artista Max Klinger había hecho una serie de grabados dedicados a Brahms llamados “Brahmsphantasie”.
Una vez terminada la formación superior era totalmente consciente de que lo que a mi me hace feliz es la música, y en concreto la música orquestal, sentir que formo parte de algo más grande. Quizás por esto nunca me he sentido realmente atraída por el perfil profesional de intérprete solista de violín como la que siento como intérprete de orquesta o interpretando música de cámara, en cualquier modalidad que incluya el violín. De hecho, no presento acreditación de ningún premio como solista dado que no me he presentado nunca a ningún concurso. Donde sí he podido conseguir este tipo de acreditación fue en el Festival Internacional de Música de Cámara de Godella, ya que en el verano de 2018 junto con mis compañeros de trio de cuerda conseguimos el Primer Premio del Concurso de Jóvenes Talentos.
Como he comentado, mi gran pasión es la orquesta, y entre los años 2015-2019 he formado parte de la Jove Orquestra de la Federació de Societats Musicals de la Comunitat Valenciana y la Orquestra Filharmònica de la Universitat de València, donde he ocupado la posición de concertino desde 2018. Actualmente estoy en la bolsa de instrumentistas de la Joven Orquesta Nacional de España, soy miembro de la Orquesta Sinfónica de Bankia y este verano he sido miembro de la Orquesta del Festival Schleswig-Holstein Musik Festival de Alemania.
Este año he sido admitida en la Guildhall School of Music and Drama de Londres, donde estoy cursando el Máster de interpretación de violín, bajo la tutela de la profesora Jacqueline Ross. Estar en Londres ahora mismo es un sueño para mí porque es una ciudad con una oferta cultural increíble y siempre había querido venir aquí para formarme como músico y para poder observar un poco más de cerca qué es lo que se está moviendo por el mundo, cómo funcionan las cosas en otros países y tener la oportunidad de consumir cultura casi a diario y, gracias a los convenios con mi escuela, aprender de todos los grandes artistas de nivel internacional que pasan por esta ciudad.
Creo que puedo ser una buena candidata para el premio porque considero que nunca he dejado de querer formarme, nunca he dejado el trabajo intenso y constante de lado desde el momento que decidí a qué quería dedicarme. En el caso de la música es una suerte que una pasión pueda convertirse en la forma de ganarnos la vida, y creo que este premio puede convertirse en un reconocimiento al trabajo constante y equilibrado de toda una vida, corta pero intensa. Un impulso hacia adelante para seguir con mis estudios y un reconocimiento a todas las horas de práctica individual y profesional que, desgraciadamente, en este mundo no se suelen remunerar en muchas ocasiones. Me siento orgullosa de mi trayectoria y este premio sería un regalo a todos estos años de trabajo y una ayuda para todos los que están por venir.

La votación ha finalizado ¡Gracias por tu interés!