Talento Joven CV – Bankia – Levante-EMV » Ciencia

María Abellán Álvaro

Categoría: Ciencia

Hoy en día como consecuencia del cambio climático se sabe que muchos ecosistemas se están degradando hasta el punto de desaparecer, haciendo que muchas especies estén abocadas a la extinción. En este punto de emergencia climática los zoológicos son una herramienta necesaria para la conservación de muchas especies de animales salvajes debido a su función como reservorios genéticos. Esto se debe a que la recuperación de los ecosistemas es un proceso lento y mientras se están restaurando o todavía existen amenazas potenciales para las especies, es necesario tener individuos sanos en cautividad para su cría y posterior reintroducción.
El hecho de necesitar mantener especies salvajes en cautividad hace que los zoológicos empiecen a dar importancia al papel que juega el bienestar animal en la conservación. Esto se observa en la gran cantidad de avances científicos que se han dado en medicina y nutrición en los últimos años, que han dado lugar a grandes progresos científicos en la atención veterinaria. Sin embargo, al igual que ocurre en las personas, un cuerpo sano no es sinónimo de un bienestar adecuado, ya que este planteamiento deja de lado a la salud mental.
¿Por qué le damos tanto valor a la salud mental? Es sencillo; un animal que se encuentra en buenas condiciones físicas y fisiológicas no puede considerarse sano si presenta ansiedad, estrés, miedo o aburrimiento. Esto se debe a que todos estos estas emociones se relacionan con conductas que son sinónimo de un nivel de bienestar muy bajo. Por lo tanto, los núcleos zoológicos deben ser responsables y conocer las razones o el origen que causa estos comportamientos anómalos e intervenir para mejorar la calidad de vida de los animales que se encuentran a su cargo.
La salud mental siempre es la gran olvidada en los núcleos zoológicos a pesar de que es la clave para convertir los zoológicos que están obsoletos en aquellos que necesita la sociedad actual: zoos responsables, que se hagan cargo de sus animales y que apliquen todos los avances científicos en favor a la conservación de las especies. Por lo tanto, si un zoológico se esfuerza en conseguir que sus animales tengan una salud mental y física elevada tendrá animales con altos niveles de bienestar que mostraran conductas sociales, individuales, reproductoras y de alimentación típicas de la especie cuando se encuentra salvaje y por lo tanto con opciones a ser reintroducidos en su hábitat natural. Además, todo esto tiene un impacto muy importante en la educación ambiental que se da a los visitantes.
Por esta razón nace Danaus EthoDesign, una idea que busca dar la importancia que merece a la salud mental de los animales que se encuentran en nuestros zoológicos. Para ello nos centramos en el estudio de los diferentes comportamientos que tienen los individuos en cautividad como indicadores de las carencias, emocionales, fisiológicas o sociales que pueden estar sufriendo. Estas medidas nos proporcionan la información necesaria para diseñar y proponer mejoras en las instalaciones que permitan el desarrollo de su catálogo de conductas, programas de enriquecimiento ambiental y formación al personal del zoológico. Estos son los pilares fundamentales para el bienestar de los animales en cautividad y la posterior conservación de los ecosistemas que conocemos.
Este proyecto nace de la mano de dos estudiantes de Biología de la Universitat de València. Ambas estudiamos juntas la carrera y nos especializamos por ramas separadas en el mismo ámbito profesional: la etología. María Abellán está especializada en el estudio del sustrato neural y fisiológico que regula los diferentes tipos de comportamientos, tras realizar un máster en neurociencias y un doctorado centrado en el estudio de los comportamientos maternales. Por otra parte, María Figuerola se centró más en el estudio de campo en centros de rescate y la importancia que tiene un espacio enriquecido en la calidad de vida de los animales, estudiando el máster de primatología y posteriormente el máster arquitectura del paisaje para el diseño de instalaciones.
Tras varios años ejerciendo nuestra profesión por separado, nos dimos cuenta que nuestras especialidades eran muy complementarias para incrementar el bienestar animal y así llevar a los núcleos zoológicos a una nueva fase de desarrollo que se base en la ciencia y el estudio de los animales que tienen a su cargo. Lo que buscamos es poder ofrecer una nueva visión, donde los animales no sean un entretenimiento para el visitante sino embajadores de su especie y banderas de sus ecosistemas, creando pequeños hábitats donde puedan desarrollarse y comportarse de la forma más similar a como lo harían en su hábitat natural.

(La imagen adjuntada está en formato jpg, con lo que pierde calidad ya que la interfaz no permite subir una imagen con mayor definición. Si fuera necesario que estuviese en mayor calidad, por favor pónganse en contacto con nosotros)

La votación ha finalizado ¡Gracias por tu interés!