Talento Joven CV – Bankia – Levante-EMV » Acción Social

Emilia Méndez Barrios

Categoría: Acción Social

“Tilúa asistencia es una empresa de Domótica Asistencial, que usa la domótica para que las personas con diversidad funcional puedan ser más autónomas y las familias puedan estar más tranquila”
El proyecto empezó en 2018 y actualmente está consolidándose. Nace con la premisa de que la domótica o automatización del hogar, actualmente se queda como un producto de lujo y no llega a muchas personas en las que podría tener un gran impacto. Cuenta, además, con Terapeutas Ocupacionales para dar un servicio profesional e integral pionero e innovador.
En pleno siglo XXI hay muchas personas a las que los avances tecnológicos no llegan, ya sea por edad, por capacidades, por cultura o por gustos. En la actualidad la tecnología está al alcance de todo el mundo y con los conocimientos y la imaginación necesaria se puede hacer pequeños sistemas que faciliten la vida a las personas y a sus asistentes.
En Tilúa Asistencia hemos unido técnicos con terapeutas ocupacionales con el objetivo de desarrollar soluciones personalizadas para cada cliente de manera que cualquier persona pueda mejorar su estilo de vida.
Nuestro reto es mejorar la calidad de vida de personas con diversidad funcional mejorando distintos aspectos de esta. Por ejemplo, haciendo que puedan encender las luces sin moverse, que puedan levantar una persiana al despertarse, que puedan activar una palanca para comunicarse o generar rutinas para poder hacer tareas por su cuenta. Está demostrado que ser capaces de manejar facetas de tu vida de manera autónoma conlleva subidas de autoestima y por tanto mejora tu calidad de vida.
En Tilúa ofrecemos un servicio que se basa en 4 pilares:
Hacemos un estudio de necesidades, vamos al hogar y vemos en que podemos ayudar, esto no solo dependerá de las necesidades de las personas sino de sus gustos y la inversión que se quiera realizar. Además si puede tener alguna subvención la gestionamos.
Tras el estudio generamos una solución distinta para cada persona en cada situación. La solución es totalmente personalizada e intentará modificar lo menos posible el hogar para tener el menor impacto negativo.
Esa solución es aceptada se hace la instalación. Generalmente en menos de un día y con elementos de domótica no especializados. Con esto facilitamos el mantenimiento y nos preparamos para posibles ampliaciones. Solo se tendrá que preocupar de abrirnos la puerta.
Por último se enseña su funcionamiento. El aprendizaje puede ser desde un simple manual con las nuevas opciones que tiene tu casa hasta unas cuantas sesiones de terapia ocupacional en la que usaremos el hogar y la domótica para entrenar distintas habilidades y poder recuperar o prolongar la independencia.
Todo esto lo hacemos buscando hacer la menor cantidad de cambios en el hogar y sin apenas obras.
Durante 2019 se presenta la idea al concurso de ideas Sprint de la Universidad Miguel Hernández siendo una de las empresas ganadoras.
Este proyecto surge a través de una idea de Emilia Méndez Barrios, ingeniera industrial, especializada en Electrónica y automatización. Ha trabajado en empresas de automatización haciendo instalaciones en grandes tiendas alimenticias referentes del sector a nivel nacional y en viviendas unifamiliares. Su principal objetivo es volcar sus conocimientos a servicios que puedan aportar algo a la sociedad y a la vez romper los paradigmas y prejuicios sociales referentes a las personas con discapacidad, y las barreras limitantes que la propia sociedad les establece.
La empresa con la colaboración de profesionales en terapia ocupacional, informática, electrónica y marketing online.
Debemos ganar este premio porque es necesario que la tecnología llegue a todas las personas. La tecnología es un bien mundial que ha ayudado a mucha gente y que debe seguir haciéndolo. Tras la democratización de esta, la sociedad tiene el importante papel de permitirlo. Para esto está Tilúa para ponerla al servicio de las personas.
Las personas con diversidad funcional actualmente viven a veces en un mundo aislado donde faltan especialistas e interés. Las soluciones tecnológicas que se utilizan en fábricas y que las universidades investigan, muchas veces, no llegan a la población y esos avances la gente los ve muy lejanos.
Tilúa además no ayuda solo a las personas con diversidad funcional sino que también ayuda a los asistentes que podrán descargarse de cosas sencillas o recibir avisos si algo no va como es debido.
Por tanto Tilúa no solo da autonomía sino que da seguridad, tanto a los asistentes como a las personas con diversidad funcional que tendrán adaptaciones que les permitan hacer sus tareas minimizando el riesgo.
Para poder hacer esta labor Tilúa necesita financiarse, que empecemos a crecer, que sigamos formándonos y que podamos llevar a cabo nuestro sueño que es conseguir aportar nuestro granito de arena a la autonomía de las personas con diversidad funcional.

“No hay error en admitir que tú solo no puedes mejorar tu condición en el mundo; para crecer, necesitas aliados con los que crecer juntos.” CONFUCIO

La votación ha finalizado ¡Gracias por tu interés!