Talento Joven CV – Bankia – Levante-EMV » Cultura

Aitor Caballer Juan

Categoría: Cultura

Creo que el arte nos ayuda a reconectar con nuestra esencia humana, con esa parte que, sin darnos cuenta, estamos dejando en manos de las nuevas tecnologías, y a las que yo, como tantas otras personas, estoy enganchado.
Estudié Comunicación Audiovisual y Arte Dramático en València, con el firme objetivo de convertirme en un actor reconocido que estuviera enlazando proyectos audiovisuales, musicales y teatrales sin parar. Al salir del cascarón me fui dando cuenta de que, posiblemente, no iba a ser así, pero no por ello sería peor de lo que había soñado.
Casi sin esperarlo, y tras impartir el curso «Cómo perder el miedo a hablar en público» para el Ayuntamiento de Puçol, empecé un camino en el que a día de hoy sigo estando: el de la formación actoral para personas no profesionales.
En 2015 empezamos la aventura de «Huit Teatre», de la mano de la Concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento de Puçol, con el objetivo de hacer una obra de teatro para la ‘Setmana de la Dona’ en marzo. Lo que empezó como un laboratorio de 15 alumnas, es a día de hoy uno de los proyectos culturales más sólidos de la localidad, con 35 mujeres que año tras año se suben al escenario la semana del 8 de Marzo para contar historias que antes no se habían contado. Hemos tenido que escribir cada año una pieza exclusiva para ellas, pues por desgracia, no existen obras de tantos personajes en los que todos sean mujeres y tengan un protagonismo relevante.
En el 2016 empecé a gestionar la Escuela Municipal de Teatro de Puçol y junto a lo descrito anteriormente, pude comprobar como la actividad teatral iba mejorando gradualmente la vida cotidiana de las personas que lo practicaban, desde las más pequeñas a las más adultas, convirtiéndose el juego dramático en una herramienta de autoconocimiento más.
En 2017, viajé con la Fundación valenciana TAI hasta Nepal, donde estuve dos meses impartiendo talleres de teatro en inglés a niñas y mujeres rescatadas del tráfico sexual. Fue una de las experiencias más maravillosas de mi vida, no solo por ver el cambio en ellas, si no por todo lo que yo aprendí con aquellas personas con las que compartí risas, lloros, bailes, excursiones y mucho té.
Trabajar con personas y verlas crecer se ha convertido en mi día a día. Disfruto mostrándoles que practicar teatro es como un deporte más. El arte de la interpretación ayuda a las personas a ser ellas mismas y a tratarse mejor.
Mi proyecto consiste en hacer llegar la formación teatral de calidad a los diferentes rincones de València y, por qué no, más allá. Seguir formándome, sin renunciar a mis sueños, para poder compartir mis conocimientos con aquellas personas que sin perseguir ser profesionales del teatro, quieren practicarlo semanalmente como si lo fueran a ser. Crear una escuela artística en la que al llegar sientas que estás en casa, aunque sea un aula del Centro Cultural de tu localidad. O que tu salón se convierta en un espacio diferente si el confinamiento nos obliga a impartir las clases online.
Estamos en un momento en el que parece que la tristeza y la desesperanza nos van ganando terreno debido a la Covid-19. Pienso que ha llegado el momento de acercar el arte de la interpretación a todo el mundo, de que las personas utilicen el teatro como un vehículo para ser más libres y más felices a través de su creatividad.

La votación ha finalizado ¡Gracias por tu interés!