Talento Joven CV – Bankia – Levante-EMV » Ciencia

Víctor García Bustos

Categoría: Ciencia

Me llamo Víctor García Bustos, nací y vivo en Valencia, tengo 28 años, y actualmente soy médico interno residente en la especialidad de Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas en el Hospital Universitario y Politénico La Fe. Pese a que durante toda mi infancia hasta finalizar el instituto siempre quise dedicarme a la investigación y a las ciencias biológicas, todo cambió para mí después de perder a mi tío, siendo demasiado joven, y después a mi abuela. Siempre había creído que estaba demasiado unido a ellos como para que nada fuera lo suficientemente fuerte para rompernos, pero el cáncer lo fue. Y aquel golpe me llevó directo a la carrera de Medicina en la Universitat de València. Nació en mí, a partir de aquel momento, una vocación asistencial y clínica desbordante que se sumó a la pasión investigadora innata que siempre había tenido -llevando en mi adolescencia varios blogs de divulgación científica y foros con varios cientos de seguidores-.
Así, ya desde los primeros años de carrera, me incorporé como Alumno Interno del Departamento de Patología de la Universitat de València y al Grupo de Investigación en Morfometría, que me permitieron publicar varios artículos en revistas científicas de alto impacto y de primer cuartil, asistir a congresos en toda la geografía nacional o ganar varios premios en congresos de estudiantes, iniciando de esta manera mi carrera investigadora pese a las exigencias de un Grado como Medicina. Pude también, con tanto esfuerzo como ilusión, compaginarlo todo junto con la clínica, la divulgación y también la cooperación internacional en África. Durante aquellos años fui también fundador y organizador, junto con compañeros y amigos, de unas Jornadas de Investigación, que posteriormente conseguimos convertir en un evento científico y divulgador capaz de unir a estudiantes de todas las ramas de las ciencias biomédicas y que, desde entonces, da cita anualmente a más de 400 estudiantes nacionales e internacionales: el Congreso de Investigación Biomédica (CIB), que este año ya va por su IX Edición y que ha contado con personalidades tan relevantes como el Dr. Santiago Grisolía, Sir Salvador Moncada o el profesor Álvaro Pascual-Leone.
En el último año de carrera fui beneficiario de la Beca de Colaboración en el mismo departamento, además de colaborador docente en la sección departamental de Farmacología, lo que me permitió, por primera vez, iniciar una línea de investigación propia en el estudio morfométrico del sistema de conducción cardiaca, publicar los resultados en prestigiosas revistas internaciones de primer cuartil y presentar los hallazgos en congresos de la especialidad, habiendo sido premiados, por ejemplo, al mejor trabajo en Cardiología Experimental por la Sociedad Valenciana de Cardiología. Estos resultados han tenido también amplia cobertura en prensa, y periódicos como Las Provincias, La Vanguardia, el Periòdic o Redacción Médica, entre otros, se han hecho ecos de los frutos de todo este trabajo.
Sin embargo, y siguiendo en la línea de la vocación holística del médico internista, mi experiencia en investigación y las publicaciones científicas han recorrido varios campos, desde la oncología hasta las enfermedades infecciosas, pasando por la cardiología. Tras terminar la carrera, obtuve un buen número en el examen MIR, que me permitió empezar la residencia en Medicina Interna en el Hospital La Fe para luchar contra la enfermedad y el sufrimiento desde la misma cabecera del enfermo, como les había prometido a mi tío y a mi abuela, y, ya desde el primer momento, incorporarme como investigador predoctoral en el Grupo de Investigación en Infección Grave en el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe. Me matriculé al instante en el programa de Doble Titulación para obtener el Grado de Doctor además de la Especialidad con el IIS La Fe y la Universitat de València. Desde entonces me encuentro realizando la tesis doctoral en el ámbito de las Enfermedades Infecciosas, particularmente sobre la patogenicidad de una nueva especie de hongo, la Candida auris, cuya emergencia ha sacudido a la comunidad científica por sus altas tasas de resistencia, letalidad y transmisibilidad y que ya en 2016 llevó a los organismos internacionales a alertar y clasificarlo como una emergencia internacional. De aquí también ha surgido, por el momento, un importante trabajo, publicado en la prestigiosa Clinical Microbiology and Infection, y que ha sido destacado y reseñado recientemente por la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. Además, soy actualmente revisor de revistas científicas como BMJ Open o Infection and Drug Resistance.
La docencia, las nuevas tecnologías, la divulgación y la cultura siempre me han fascinado. Aparte de haber participado en la organización de eventos de divulgación científica y mesas redondas en el CIB, o en la Universitat de València en jornadas de docencia y conferencias en colaboración con la Asociación Valenciana de Estudiantes de Medicina, desde el año pasado soy desarrollador, diseñador y consultor médico en el proyecto: “Realidad Virtual de la Infección por Citomegalovirus en el paciente hematológico e inmunodeprimido”, desarrollado por la compañía MSD y en colaboración con Instituto Universitario de Investigación de Robótica y Tecnologías de la Información (IRTIC) de la Universitat de València, con sede en el Parc Científic de Burjassot. Además, este próximo año seré también profesor en la 1ª Edición del Curso de Especialización en el Manejo de la Infección por Citomegalovirus en el Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos de la Universidad de Valencia. Por otra parte, premiado y finalista en numerosos certámenes de narrativa, entre ellos y relacionado con el campo de la medicina, fui galardonado con el Primer Premio de Relato del Ayuntamiento de Las Rozas por un relato convertido en un alegato a la dignidad de las personas con enfermedad de Alzheimer, o una novela de ficción sobre la psiquiatría española desde la República hasta la posguerra, pienso que la cultura es también un gran motor y transmisor de la ciencia, y no creo a una alejada de la otra. También he obtenido premios de fotografía científica y una de mis micrografías sobre el sistema de conducción cardiaco fue portada de la revista Journal of Anatomy, también de primer cuartil y una referencia científica internacional en los campos de la anatomía y patología.
Este año, sin embargo, toda mi actividad científica se ha visto desbordada por la pandemia. Como médico residente en los últimos años de la especialización, y casi especialista en una de las especialidades que, junto con Neumología y Críticos, la Medicina Interna y las Enfermedades Infecciosas, entre otras, han acaparado una relevancia brutal en la asistencia clínica durante la pandemia, mi actividad principal ha sido prácticamente ésta. He tenido que parar gran parte de los trabajos experimentales de mi tesis doctoral y algunos de los proyectos en marcha para darlo todo atendiendo a los pacientes graves ingresados en mi hospital por COVID-19, y también por otras patologías que no han cesado de ocurrir a ojos ocultos de la sociedad. Además de contribuir en las iniciativas de investigación hospitalarias y nacionales para ahondar más en la evolución clínica y los marcadores pronósticos de estos pacientes, y desentrañar el comportamiento de un virus que nos ha sorprendido a todos y que está marcando un antes y un después en nuestra manera de entender el mundo y, en nosotros, la medicina.
Creo que, pese a mi juventud, mi trayectoria podría convertirme en un buen candidato al premio al Talento de la Comunitat Valenciana, y pienso que sería un aliciente increíble para seguir trabajando en el trípode que es para mí la simbiosis entre la asistencia clínica, la investigación y la divulgación y cultura, además de ayudarme a seguir formándome, adquiriendo habilidades en la investigación a través de la financiación de cursos, congresos y proyectos de investigación, y a ser mejor científico, pero también mejor médico y mejor persona.

La votación ha finalizado ¡Gracias por tu interés!