Talento Joven CV – Bankia – Levante-EMV » Ciencia

Consuelo Rubio Guerri

Categoría: Ciencia

Soy Consuelo Rubio aunque todo el mundo me llama Chelo, nací en Valencia y tengo 33 años. Siempre quise estudiar veterinaria, por lo que, aunque a mis padres les hubiera gustado que estudiara medicina, mi vocación pesó más y con 18 años me independicé y me fui a la Universidad Complutense de Madrid para comenzar mi carrera como veterinaria. Durante mis años de licenciatura hice prácticas en el Oceanogràfic de Valencia, en el Zoológico de Memphis (Tennessee, USA) y en el Zoológico del Bronx (New York, USA), ya que en un principio me quería dedicar a la medicina de animales salvajes. Sin embargo, al terminar la carrera, obteniendo el premio extraordinario de licenciatura, me ofrecieron hacer el doctorado con unos de los mejores grupos de investigación en Virología veterinaria, el del Profesor José Manuel Sánchez-Vizcaino del departamento de Sanidad Animal en la Universidad Complutense de Madrid. Además, el tema que me ofrecieron me encantaba, ya trataba sobre el estudio de diferentes virus de delfines, gracias a la colaboración que tenían con el Oceanografic de Valencia. Como por aquel entonces, de virología sabía poco, realicé el Máster en Virología en la misma universidad mientras lo compaginaba con el doctorado. Al poco tiempo de comenzar obtuve financiación estatal para realizar la tesis doctoral , una beca de Formación de Profesorado Universitario, más conocida como FPU. Gracias a esta beca pude estrenarme en la docencia universitaria, la cual me encantó y tuve la oportunidad de dar prácticas y algunos talleres en distintas asignaturas en el Grado de Veterinaria. Además, durante la tesis realicé una estancia de 3 meses en el Istituto Zooprofilactico della Sicillia en Palermo donde realicé decenas de necropsias de tortugas marinas y realicé el estudio retrospectivo virológico de delfines y tortugas que habían varado en sus costas en los últimos dos años. Tras 5 años de doctorado, que resultaron en 4 artículos de primera autora, 10 en total, 7 contribuciones en congresos internacionales y un capítulo de un libro presenté la tesis en octubre de 2015 (obteniendo también el premio extraordinario de doctorado). Así se habían completado 10 años en Madrid durante los que me había transformado en veterinaria y viróloga. Pero después de tanto tiempo, por fin pude volver a la “terreta” en noviembre de 2015, ya que empecé a trabajar en la Fundación Oceanografic de la Comunitat Valenciana como investigadora y, posteriormente, como coordinadora del Departamento de Investigación. En esta Fundación, acabé codirigiendo una tesis doctoral que será depositada en diciembre de este mismo año. Como la experiencia docente en la universidad me había encantado, terminé compaginando el trabajo de investigadora con el puesto de profesora asociada en la Universidad Cardenal Herrera CEU en Valencia. Sin embargo, en marzo de 2020, como todos sabemos, llega la pandemia por COVID-19 y el mundo se paraliza. Desde entonces, como viróloga, se me ocurren bastantes ideas sobre cómo podría proporcionar ayuda ante esta situación, al fin y al cabo, llevaba 10 años trabajando con un virus ARN respiratorio que afectaba a delfines, pero que no era tan diferente a SARS CoV-2. Por ello, decido presentar un proyecto a las “Ayudas frente al COVID-19” que lanza la Agencia Valenciana de Innovación, el cual pretende abaratar el proceso de PCR para la detección de coronavirus. Este proyecto acaba siendo seleccionado para su ejecución en la Universidad Cardenal Herrera CEU y, casi al mismo tiempo, en septiembre de 2020 comienzo a formar parte del equipo de profesores con dedicación de esta misma Universidad. Gracias a ello, comienzo mi carrera como Investigadora Principal en el grupo de investigación “Virología Molecular”, donde me encuentro realizando este proyecto financiado por Conselleria , con el que pretendemos aumentar el rendimiento económico de la PCR usando sondas comerciales, de forma que podamos podamos realizarla en un mayor número de personas, y conocer de forma más precisa el estado real de la enfermedad en nuestra sociedad. En la actualidad tengo un total de 16 artículos científicos en revistas Q1. Además estoy acreditada por la ANECA y la AVAP como Profesor Contratado Doctor y Profesor de Universidad Privada.
Todos estos años de formación y trabajo son el reflejo de haber tenido la suerte de poder dedicarme profesionalmente a aquello con lo que realmente disfruto trabajando. Muchas de mis decisiones han apostado por nuestra comunidad y país, tanto para mi propio desarrollo, como para devolver y aportar lo mejor a la sociedad en cada momento. Creo que este premio sería un reconocimiento a la dedicación, constancia y pasión, de una corta pero fructífera trayectoria de una joven valenciana de 33 años. Además, para mí también sería un reconocimiento dedicado todos los veterinarios que, gracias a nuestros conocimientos tanto en virología, como en epidemiología o salud, también estamos trabajando duro para ayudar a superar esta pandemia.