Talento Joven CV – Bankia – Levante-EMV » Empresa

Francesc Piris Oliver

Categoría: Empresa

Este proyecto nace de la pasión por viajar y del amor a mi tierra, la Comunidad Valenciana.

Soy Francesc Piris, un joven valenciano que después de estudiar ADE-Derecho decidió emprender en varios proyectos que, por diversos factores no han sido ganadores y que me han dejado bastante tocado económicamente. Pero lo que no han conseguido mis fracasos es quitarme la ilusión de seguir intentándolo. Por eso, entre muchos pensamientos conseguí encontrar un hueco que nadie ocupa en el mercado y que además me puede hacer muy feliz profesionalmente.

Dicho esto y con el ánimo de sintetizar el proyecto para que no se les haga pesada la lectura, voy al grano:
El mayor emisor de turistas del mundo es China. Además, este país dispone del mayor número de personas de clase media (superando la estadounidense). Soy muchos millones de chinos. Esto es una realidad. Pero si juntas que son los que más viajan con que cada vez hay más chinos con poder adquisitivo para viajar; y que además son los que más gastan… cualquier país o región turística, estaría encantado de atraer a este viajero (Por ejemplo, un alemán, considerado como turista de calidad, gasta en destino durante una semana, una media de 800€. Esa misma semana, la media que saca un turista chino es de 2.500€). Por tanto, está claro que el turismo chino es un sector potente y en auge.

Ahora, a este respecto, vamos a analizar nuestra tierra, Valencia, para mí, la mejor del mundo. ¿Cuántos turistas chinos recibimos al año? Parece que muchos, siempre está llena la capital de chinos fotografiándolo todo. Pues no. La Comunidad Valenciana solo recibe el 4% de los chinos que visitan España. Además, los pocos que nos visitan lo hacen como ciudad dormitorio entre Cataluña y Andalucía, es decir, aquí solo están unas pocas horas, donde ven una panorámica de Valencia y esta maravillosa tierra no deja huella en su espíritu viajero. Por otra parte, España está en el 12º puesto de país dónde prefieren viajar los chinos.

Entonces, me pongo a estudiar todo esto y saco la conclusión de que faltan agencias de viaje receptivas en la Comunidad Valenciana. Y son mucho más urgentes para las especialistas en turistas asiáticos. De hecho, son prácticamente inexistentes.
Cuanto más profundizaba en el turismo chino, más me daba cuenta de que es una oportunidad para Valencia y que no la estamos aprovechando. Viajan en época no estival (ya que sus vacaciones no coinciden con nuestros meses de máxima afluencia turística) y gastan mucho más que cualquier otro.
Buscan experiencias únicas. ¿Qué hay más único que las Fallas? En cuanto los chinos vean que los valencianos cortamos las calles como si el día a día no nos importase, para montar grandes obras de arte y después, quemarlas a los pocos días… como mínimo nos van a tachar de locos. Pero es que además, estas fiestas engloban mucho más: tradición, cultura, gastronomía, espiritualidad, luz, color, música, fiesta… Es perfecto para llamar su atención!

Para mí existen dos tipos de turistas: el turista espectador, y el turista inclusivo. Obviamente me gusta mucho más el segundo. Pero es imposible llegar a un sitio desconocido y meterte de lleno en sus tradiciones si no vas de la mano amiga de un local o nativo. Aquí entramos nosotros cómo agencia receptiva. Imagínense que los chinos llegan, se pueden vestir de falleros, pueden participar en la «Despertà», las mujeres pueden salir a dar un ramo de flores a la Virgen el día de la «Ofrenda», ayudan a los falleros a montar la Falla, se comen una paella en el «Casal», tienen su propia charanga de música y pasean por las calles… Todo esto es lo que nos gustaría ofrecer al turista de mayor poder adquisitivo del mundo: una experiencia inolvidable en Valencia. Pero obviamente con «El Chino Fallero» no termina todo. En la Comunidad Valenciana hay un sin fin de fiestas emblemáticas y únicas. Siendo el primer paso extrapolable a cualquier fiesta y a cualquier mercado asiático en auge. Por tanto, resumiríamos el proyecto en ser la primera RECEPTIVA DE TURISTAS ASIÁTICOS A LAS FIESTAS TRADICIONALES VALENCIANAS.

A partir de aquí se pueden hacer muchas cosas; acciones relacionadas con los estudios (imaginar poder ser el viaje de fin de curso de las universidades chinas), lugar de viajes MICE (con la cantidad de trabajadores que tienen las empresas chinas). Y nos podemos preguntar… ¿y dónde meter a tanto chino? Si Valencia está más que masificada en Fallas, o Alicante en Hogueras, o Alcoy en Moros y Cristianos. En los pueblos. En la provincia de Valencia, por ejemplo, todos sus pueblos festejan las fallas con el mismo elementos que lo hace Valencia capital. Se pueden hacer excursiones a Valencia para visitar los monumentos y todo lo que la capital ofrece, pero las experiencias más íntimas realizarlas en los pueblos. De esta forma desestacionalizamos, descentralizamos y traemos riqueza turística a la Comunidad Valenciana.

Es la evolución del turismo: experiencias únicas y exclusivas. Encabezadas por los próximos clientes más potentes, los asiáticos. Si la Comunidad Valenciana se conforma con su turismo de sol y playa para nacionales y europeos, en poco tiempo los países en vía de desarrollo nos van a comer terreno con sus precios más bajos. Tenemos los mimbres para seguir liderando el turismo, pero tenemos que ponernos en marcha ya.

Este hueco en el marcado está libre, y la teoría de lo que os cuento parece tan sencilla que el proyecto no tiene razones para el fracaso. Pero esto no es así. Después de luchar los inicios de esta ilusión, me he dado cuenta de muchas dificultades. La principal es que los chinos no saben que existimos. Esto yo no lo podía ni imaginar ¿Cómo no van a conocer Valencia? Pues no… no saben ni situarla en el mapa. Pero como tampoco sabemos la gran mayoría de nosotros dónde están ciudades veinte veces más grandes que Valencia en la inmensa China. Nuestras instituciones y empresas no han invertido lo suficiente como para estar en la mente de los chinos. Por tanto, si no piensan en nosotros como destino, no van a buscarnos por internet y contratarnos. Es un gran problema de base al que no puedo luchar yo solo como peón del gran tablero del turismo.

Necesito contactar con turoperadores chinos, agencias de viajes chinas, presentar el producto en origen, conseguir socios chinos que vean a Valencia con el potencial que yo la veo. Para ello, hay que invertir mucho en prospecciones directas en China.

Como os he contado de pasada en las primeras líneas, mis primeras experiencias empresariales me dejaron muy mal económicamente y esto no ayuda nada a persistir en este proyecto. Es por eso por lo que me presento a este Premio que seguro merecen muchos. Requiero de fondos para continuar con esta aventura empresarial que creo que puede ser muy buena para el conjunto de valencianos.

Si no consiguiera el premio, pero a alguien de los que nos ha leído le parece interesante, tiene algo que aportar, algún contacto que pueda servir a seguir desarrollándolo, también es bienvenido y este tiempo habrá merecido la pena.

No quiero escribir más en este apartado de “Candidatura” para que no se haga pesado, pero las pinceladas que he expuesto en estas cuatro líneas están mucho más desarrolladas en el documento “Memoria del Proyecto” que se adjunta en la carpeta compartida. En esta misma carpeta se pueden ver también videos del “Fam Trip” de influencers que se realizó y material más concreto del producto.

Sin más, un saludo y muchísimas gracias por escucharme.